Loading images...
Destacado

¿Gustaríache ser scout? Pois únete a nós! Infórmate aquí

Accede con
Suscríbete!
Histórico

¡Unos guías siempre listos!

scouts jugando al jungle speedEn la Tropa los guías son aquellos chicos que, siendo los más experimentados, maduros y carismáticos, orientan a sus compañeros y compañeras de la patrulla y estimular su participación en los distintos juegos y tareas en los que toman parte. Son también los encargados de preparar y enseñar a sus camaradas de la patrulla, y a través de su ejemplo, desde el valor del compromiso de la promesa y ley scout hasta los aspectos más técnicos de la vida de exploradores en los campamentos (orientación, nudos, construcciones en madera, uso de herramientas, etc.). Por su parte los subguías son sus ayudantes de confianza y deben de estar igualmente preparados para sustituirlos cuando el guía no puede asistir, por lo que tienen de forma práctica las mismas responsabilidades que sus guías.

Ser guía representa un gran honor pero también implica una gran responsabilidad, dedicación y constancia y para hacerlo bien hay que estar bien preparado. Por esta razón este pasado fin de semana disfrutaron de un campamento especial, exclusivo para guías y subguías, donde tuvieron la oportunidad de aprender y practicar muchas de las habilidades necesarias para ser buenos guías y poder enseñar y apoyar sus compañeros y compañeras de patrulla en su progresión, ganando para la patrulla los mayores honores y éxitos.

scouts haciendo nudosLa aventura comienza, como siempre, antes del campamento revisando el día anterior todo el material, comprobando las tiendas y embalando la herramienta. Ya en la mañana del sábado nuestros ilusionados Jandro y Ángel (guía y subguía de la Mochos) junto con Roque y Diego (guía y subguía de la Linces) acompañados de varios de sus scouters emprendieron viaje hasta Miño, donde plantaron la tienda. Fue una buena ocasión para aprender (o repasar) la manera correcta demontar una tienda de campaña de estilo canadiense. También iban a probar a montar una tienda iglú pero cuando revisaron y empaquetaron la tienda el viernes olvidaron incluir varios mástiles con el que fue imposible hacer el montaje. Fueron a aprender y desde luego llevaron una gran lección … deberán de ser más organizados y prestar más atención la próxima vez para evitar estas desagradables consecuencias.

Luego tuvieron un taller en el que aprendieron varios tipos de nudos fundamentales para la vida en un campamento scout, y seguidamente tuvieron ocasión de poner en práctica estos recién adquiridos conocimientos, empleando nudos tipo “rizo” y “as de guía” con la instalación de un toldo. bajo el cual procurarse un espacio de trabajo cubierto que los había de proteger de la molesta lluvia que caracterizaba el día. Lo estrenaron rápido y bajo su cobertura disfrutaron del rico almuerzo que habían traído de la casa y alguna que otra chuchería.

scouts bajo el toldoDespués de algo de tiempo libre llegó otro chasco pues la ruta planeada no se pudo realizar porque ninguno de los 4 chicos se acordó de traer una brújula con la que poder orientarse en la ruta que estaba prevista. La lección de orientación fue sustituida pues por el desagradable aprendizaje en carne propia del que ocurre cuando uno no está “siempre listo” y no se va suficientemente equipado para el campamento, más si cabe cuando ya saben desde hace tiempo que es lo mínimo que han de llevar. Ocuparon parte del tiempo de la ruta frustrada en hacer una pequeña actividad de servicio limpiando un patio y trasladando restos de poda. También hubo tiempo para distenderse y echar unas buenas risas con divertidos juegos de mesa como Dobble o Jungle Speed, de los que ya son casi expertos jugadores.

scouts tomando notasTiempo también de papel y boli, para escribir, reflexionar y luego debatir sobre cómo obrar de la mejor manera ante determinadas situaciones que suenen ocurrir en las patrullas (ese patrullero que no quiere comer, ese conflicto cuando alguien no cumple con las obligaciones del cargo en la patrulla, etc.) y poner en común la manera en que poder abordarlas.

caja con los mensajesTambién tuvieron ocasión para autoevaluarse en el cumplimiento de la Ley Scout y se escribieron así mismos una carta secreta, que leerán al final del verano, en la que identificaron algunas carencias que pretenden superar para realizar adecuadamente su trabajo al frente de la patrulla. Estas cartas se guardaron en una caja sellada y firmada por todos para garantizar la confidencialidad de las metas que si marcaron y no será hasta julio cuando sabremos sí consiguieron alcanzarlas y en qué medida.

scouts cocinandoPara ir acostumbrándose a ir siendo más autónomos tuvieron que encargarse de hacer la cena del sábado y la comida del domingo. En el primer caso se trataba de freír unas patatas con salchichas y huevos (originalmente fritos, finalmente revueltos). La intencionada ausencia de indicaciones de los scouters en cuanto a lo que hacer a cada paso, la falta de iniciativa, la poca organización, el nulo reparto de tareas y una natural tendencia a la dispersión implicaron que esta tarea culinaria para 5 comensales, que diera comienzo a las 20.30 horas, no hubiera terminado hasta las 23.00 horas … es decir, un total de 3,5 horas en el proceso … ¡nuevo récord mundial! ¡Miedo nos de el día que tengan que hacer lentejas! En fin, las patatas estaban algo frías pero como pese a todo siempre reinó el buen humor. a todo el mundo le prestó la comida y todos quedaron satisfechos. Lamentablemente el proceso de producción de la cena, su consumo (mucho más rápido) y la limpieza posterior del cacharrerío y la cocina consumió el tiempo previsto para la actividad de la noche.

Hubo pues que prescindir de ella y pasaron directamente a celebrar una sesión nocturna de la Reunión de Mapaches (órgano de gestión de la Tropa en el que participan los guías, subguías y scouters de la sección). En ella abordaron algunos problemas en el funcionamiento de las patrullas, aspectos de la progresión de los compañeros/as y también de la Aventura que ya hay que empezar a preparar.

herramientas scout más usualesYa al día siguiente, y después del descanso nocturno y reponer fuerzas con el desayuno (que en esta ocasión no les les tocó preparar) la programación siguió con una pequeña reflexión que caracteriza al acto comunitario de la mañana, seguido de una canción/baile para despejarse y desentumecerse. Luego comenzaron el aprendizaje del manejo seguro de herramientas, imprescindibles en un campamentoscout de larga duración. De esta manera todos tuvieron ocasión de pasar la prueba de navaja, en la que tienen que demostrar de manera práctica que saben usarla de manera segura, para sí mismos y los demás,  obteniendo el permiso para utilizarla. Pero también aprendieron como usar y transportar adecuadamente una pequeña hacha, una sierra, una gubia, una alcotana, etc. y como empilar instrumentos para hacer en la madera un avellanado, una muesca, o como cortar o sacar punta a un tronco. Conocimientos todos muy útiles y necesarios para aplicar en las construcciones de campamento y poder crear así sus propias mesas, bancos, portadas, tendederos, etc.

practicas scout con hachaY el tiempo pasa en seguida, así que mientras unos preparaban una sofisticada comida (espaguetis con atún y tomate) otros se ocuparon de desmantelar y recoger tienda y toldo, además de empaquetar todo el material y herramientas. En esta ocasión comida y recogida de material estuvieron listas en 45 minutos, con lo que parece que algo aprendieron de la utilidad de una buena organización y reparto de tareas. Ya después de almorzar y fregar los cacharros hubo algo de tiempo libre para jugar al tradicional juego scout de la “piqueta” y poner a prueba el nivel de flexibilidad del cuerpo.

Después, una rápida dinámica sobre cuales son las funciones de cada uno de los cargos de patrulla, para que puedan instruir y apoyar a sus patrulleros en estos cometidos y darle el seguimiento que les corresponde. También un par de rondas de algunos de sus juegos preferidos para acabar con unas buenas carcajadas y finalmente un tiempo para dejar todo bien limpio y recogido. Ya con la mochila a la espalda para ir la por el bus pusieron e a este intenso curso en el que aprendieron mucho, tanto de los aciertos como de los errores que cometieron. Esperemos que habían tomado buena nota, aunque había sido mentalmente, del todo y tengan más conocimiento, habilidades y actitudes para llevar a cabo esa cometido tan importante y vital para la Tropa como es la de guiar su patrulla ¡Bien hecho muchachos! aunque hay mucho que mejorar, aprender y sobre todo … enseñar!

Dispondremos de una galería de fotos de la actividad.

Un comentario a “¡Unos guías siempre listos!”

  • Xulio:

    Os erros están ben cando se converten en experiencia así que hai que saber aprender deles pois son algúns dos nosos mellores mestres. Polo demáis houbo un ambiente extraordinario e iso é algo fundamental! Espero que agora teñades moitos máis doado o voso traballo á fronte das patrullas!

Deixe un comentario